Aprovechando nuestro viaje central a NY, nos vimos en la obligación de hacer un paso por Washington, visitar a mi hermano que vive ahí, en Fairfax, un barrio bien típico americano, ubicado a las afueras de DC. 

La expectativa por el destino no era grande, esperábamos encontrarnos con una ciudad pura y exclusivamente administrativa, pero nos equivocamos, la cultura americana explota, se encuentra a flor de piel, y lo bueno… concentrada todo en un solo lugar, el Mall.

Acá les dejo algunas de nuestras experiencias de nuestro paso por esta fascinante ciudad.

Washington

Nuestro paso por Washington fue básicamente una visita familiar. Tengo mi hermano viviendo en Fairfax, una pequeña ciudad del estado de Virginia, a unos kilómetros de DC. Acá también fuimos Ale, Luke y Yo, y paramos los 3 en la casa de mi “bro”.

imagen-2016Washington es la ciudad “patriota”, donde todos tienen ese sentimiento de pertenencia, y a donde vaya flamea una bandera americana. Es una ciudad administrativa y política, dueña de la Casa Blanca, El Capitolio, los Museos del Smithsonian, y mas.

Para ponerlos en órbita, el centro de la ciudad se ubica en lo que se llama el Mall, o National Mall, una especie de parque gigante en forma de cruz. imagen-1880En el centro se encuentra el Monumento a Washington, un monolito como el que conocemos nosotros y que tenemos en Bs As. Desde este punto, si miramos a la base de la cruz observamos a lo lejos el Capitolio. Hacia la cabeza de la cruz se ubica el “Memoria Nacional de la Segunda Guerra, National WW2 Memorial“, y pegado esta el famoso  espejo de agua rectangular, y su imponente Monumento a Lincoln. Hacia uno de los brazos de la cruz esta la Casa Blanca, y  hacia el otro el Museo del Holocausto. imagen-1892Esto es para resumir rápidamente lo que se puede conocer. Entrando en detalles tenemos rodeando al Mall los museos, que se dividen en, Museo Nacional de Historia Estadounidense, Museo Nacional de Historia Natural, Museo Nacional del Aire y el Espacio, Museo Nacional Indo Americano, todos pertenecientes a la fundación Smithsoniana. Luego se encuentran el Museo de Hiroshima, el Jardín Botánico, el Castillo Smithsoniano, Memoria a los veteranos de la guerra de Korea, Memoria a los veteranos de Vietnam, y si se alejan caminando un poquito se llega al monumento de Thomas Jefferson, por el cual se pasa a través de un bosque de cerezos, y dio la casualidad que cuando fuimos en Abril es la época del Cherry Blossom, digno de ver.

El día que llegamos mi hermano nos llevo a comer al lugar que según él preparan las mejores hamburguesas del planeta!!!!!, y se quedo corto, las mejores hamburguesas del universo… imagen-1698Five Guys and Fries, supremo, indescriptible, si están ahí, es paso obligado por alguna de sus sucursales.

En Washington fuimos a visitar el Museo Nacional del Aire y el Espacio, que no es el mismo que se ubica en el Mall, esta a las afueras, y si tienen la oportunidad de ir no se la pierdan. Es un galpón plagado de aviones y maquinas del aire y el espacio, entre las que se puede apreciar están todas las variedades de cazas y jets de guerra, F14, 15 y 16, el Blackbird, el avión de los hermanos Wright, el Concorde, el Apollo 11, el Enola Gay, un transbordador espacial (creo que es el Columbia) y mas. Definitivamente este museo es un Must Do.

En las proximidades de Washington también se puede visitar un pueblo llamado Georgetown, sobre una de las costa del río Potomac. Una zona muy pintoresca, ideal para pasar un medio día, almorzar y luego tomar la tarde caminando. El dato del color en esta zona es DC Cupcakes, las hermanas que tienen una cadena de pastelitos, con un programa en la TV, bueno, esta en una esquina, de mas esta decir que si quieren comprar algo ahí tendrán que hacer una cola in-ter-mi-na-ble.

imagen-729Otro punto interesante para visitar es el Cementerio Nacional Arlington, ahí se encuentra la tumba del Soldado Desconocido, la tumba de la familia Kennedy, la casa del Gral. Lee, y si averiguan bien, pueden presenciar un cambio de guardia en la tumba delSoldado Desconocido con show de armas y todo. Si se animan, pueden recorrer un poco mas y apreciar la perfección de sus parques, y porque no subir alguna de las colinas para observar a lo lejos El Pentágono.

El resto fue vida familiar y compras.

De esta forma culminaba nuestra experiencia en el país del norte, dejando las puertas abiertas a volver y continuar con todo lo que nos había quedado pendiente.